Los hallazgos de los arqueólogos

Toda disciplina científica tiene una fuente de información principal. Es el lugar en donde el científico toma la información que le permite avanzar en el conocimiento, del presente o del pasado si se trata de la Historia o la Arqueología. Los historiadores usan, principalmente los documentos escritos, pero también fotografías, objetos, epígrafes, etc.; en cambio, para conocer el pasado los arqueólogos usan otra fuente de información que es de índole material.
En las excavaciones o en las recolecciones de superficie los arqueólogos encuentran objetos, elementos que luego interpretan para avanzar en ese conocimiento del pasado. Ese conjunto de cosas se llama REGISTRO ARQUEOLÓGICO. Pero ese registro arqueológico no está compuesto por objetos enteros como vasijas de cerámica, puntas de flecha, balas de cañón de hierro, etc.; la mayoría de las veces los objetos se presentan en forma de fragmentos, como los que se ven en las fotos que están a continuación.
Luego de las excavaciones o recolecciones de superficie en el campo, en el laboratorio los arqueólogos emplean distintas técnicas para estudiar mejor esos objetos y “sacarle” la mayor cantidad de información posible. Entre esas técnicas aplican el ensamblaje para rearmar las piezas en su forma original –como si se tratara de un rompecabezas- e interpretar mejor su estilo y función dentro de una cultura.
Les dejamos para descargar en formato PDF, fotografías de diversos objetos de metal y fragmentos de cerámicas hallados durante las campañas en Vuelta de Obligado.

Descargar en formato PDF Cerámicas
Descargar en formato PDF Objetos de Metal