Historieta Ameghino – 5

Hace pocos días tuve mi último sueño con Ameghino. En él, el sabio se mostraba entusiasmado y de buen humor. Yo estaba distraída mirando por la ventana de mi cuarto cuando Florentino me tocó el hombro.

- ¡Ay, qué susto!
- Discúlpeme Fernanda, no fue mi intención espantarla.
- No se preocupe, ya pasó. ¿Qué lleva en esa valija, Florentino? ¡No me diga que se va de viaje!
- Efectivamente, vengo a despedirme porque me voy de viaje de estudios. Y todo gracias a usted.
- ¿Gracias a mí? No entiendo.
- No sea modesta, Fernanda, su influencia fue muy importante.
- Explíquese, por favor.
- ¿Recuerda nuestro primer encuentro? Usted me presentó una rama de la Arqueología que yo no conocía.
- Así es, la Arqueología Histórica.
- Pues bien, usted encendió mi interés por esta nueva disciplina. Siento una enorme necesidad de aprender más sobre ese tema. Por lo tanto, me iré de viaje por el mundo a conocer otros sitios arqueológicos del período histórico y a visitar en sueños a los arqueólogos que los estén investigando. Porque, por ahora, ¡el único sitio estudiado por la Arqueología Histórica que pude ver es mi propia casa!
- ¡Qué buena idea, lo felicito! Pero lo voy a extrañar…
- Me iré sólo por un tiempo, muchacha, no se ponga triste. Y cuando vuelva le contaré todo lo que aprendí en mis viajes.
- Estaré esperándolo ansiosamente.
- ¡A cuántos le dirá lo mismo!
- ¡Ja, ja, qué chistoso! Cambiando de tema, ¿hizo bien su equipaje? ¡Seguro que se olvidó algo!
- Creo que no. ¿Se le ocurre alguna idea?
- Déjeme pensar… ¿Lleva un cucharín?
- No.
- ¿Y si lo invitan a excavar?
- Tiene razón. ¿Y ahora qué hago?
– No hay problema, llévese el mío.
- ¿No lo va a usar?
- Por ahora no.
- ¡Gracias, Fernanda! Se lo devolveré a mi regreso.
- ¡Buen viaje, que se divierta!

Le di un fuerte abrazo a Ameghino y en ese momento me desperté. Ya había amanecido. Me levanté y, curiosa, abrí mi caja de herramientas. ¡Mi cucharín ya no estaba! ¿Es posible que estas visitas de Ameghino hayan sido algo más que sueños? ¡Qué misterio!



Propuestas para el docente: trabajar sobre los conceptos de sitio arqueológico, las herramientas del arqueólogo y los métodos de investigación arqueológica.